Imprimir Enviar

SALUDO DE LA CÓNSUL DEL ECUADOR EN HOUSTON, RUTH MARIA DUEÑAS DE GARCÍA, POR LA FIESTA NACIONAL

Queridos compatriotas y amigos,

Hoy conmemoramos los 207 años del Primer Grito de Independencia del Ecuador. Con esta ocasión, quiero extender un fraterno saludo a toda la comunidad ecuatoriana y amigos del Ecuador residentes en los Estados de Texas, Arkansas, Kansas, Oklahoma y Luisiana.

El Ecuador como Estado-Nación dio su primer paso para adquirir soberanía un día como hoy en 1809, hace más de 200 años.  Fue un grupo de quiteños el que hizo público su deseo de formar un Gobierno autónomo. Ese hecho valiente y decisivo desencadenó el proceso de independencia de la Región y permitió consolidar más adelante a nuestro país como hoy lo conocemos. El Primer Grito de Independencia que marcó un punto de inflexión en nuestra historia, debe estar presente e inspirar el pensamiento y la reflexión de nuestro Ecuador de hoy.

Este año ha sido un año difícil para el Ecuador, particularmente duro por el terremoto que azotó las provincias de Manabí y Esmeraldas y dio un golpe al corazón del país entero. Les invito a hacer de esta fecha vital para el Ecuador, una ocasión de recordación de las víctimas y sus familias y de todas las personas damnificadas.  El país no es el mismo desde el 16 de abril pasado, pero va poniéndose de pie gracias a la acción efectiva y solidaria de todo el Ecuador.

Quiero aprovechar esta ocasión para reiterar mi más profundo agradecimiento a todos quienes hicieron posible que, desde esta amplia circunscripción consular, se pudiera recolectar y despachar varios contenedores con donaciones de la comunidad ecuatoriana y amigos del Ecuador, así como coordinar acciones para el envío de misiones y ayuda humanitaria de emergencia.

Más aún, gracias a su preocupación se han generado una serie de iniciativas encaminadas a paliar los graves estragos dejados por el terremoto y mantener vivo el espíritu solidario durante la fase de reconstrucción.

Desde el Consulado queremos reiterar nuestro compromiso de servicio a la comunidad ecuatoriana, en particular, a una de las actividades más significativas de nuestra presencia en esta parte de los Estados Unidos de América cercana a la frontera: la atención a nuestra población migrante.

Para poder brindarles un mejor servicio, hemos trasladado nuestras oficinas a un nuevo edificio en la ciudad de Houston, donde esperamos poder permanecer otros 40 años.

Houston, 10 de agosto de 2016saludo 10 de agosto08102016